Organiza:

Colabora:

Los Trastorno del Espectro Autista son un conjunto de trastornos del neurodesarrollo caracterizados por dificultades en la interacción social y comunicación, así como patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados. El Síndrome de Asperger equivale al grado leve en los TEA del DSM-5. La relación entre niños y niñas en base a casos remitidos para una valoración diagnóstica es de aproximadamente entre cuatro y diez niños por cada niña. Estos datos sugieren una posible diferencia en el diagnóstico en función del género, que bien podría deberse a una baja prevalencia en el género femenino o a un infradiagnóstico.

Encontramos abundante literatura sobre la variabilidad de perfil según se expresa en los varones, sin embargo, nuestra comprensión del perfil de mujeres es poco clara.

Consideramos importante prestar atención a los motivos por los que son menos niñas las que se identifican y si existe una tardanza por parte de los familiares en la búsqueda de diagnóstico ya que podría indicar una diferencia de expresión sintomatológica en el género.

Las variaciones específicas de género pueden tener un impacto significativo en la práctica de identificación, diagnóstico y tratamiento, para los niños con TEA. Las consecuencias de la pérdida de un diagnóstico o diagnóstico tardío incluyen el aislamiento social, rechazo de los compañeros y un mayor riesgo para la salud mental y comportamiento, con probabilidad de desarrollar ansiedad y depresión durante la adolescencia y edad adulta.

Objetivos clínicos y docentes:

Los objetivos clínicos de este simposio  son:

  • Conocer el perfil específico, así como los posibles errores que podemos cometer en su identificación en la práctica clínica e instrumentos que forman parte del proceso diagnóstico.
  • Conocer las posibles diferencias anatómicas cerebrales y cognitivas a las que podemos atribuir estas diferencias.
  • Ampliar conocimientos sobre la relación entre Trastorno de Conducta Alimentaria y Espectro Autista.
  • Profundizar en las dificultades que han tenido las adultas Asperger a lo largo de la vida, en temas como sexualidad, maternidad y búsqueda de empleo.
  • Especificar la intervención en el Asperger en base a estas diferencias.
  • Identificar las dificultades que se observan en el entorno educativo y las respuestas aportadas desde los equipos de orientación educativa.